España

TRIBUNA

Cruce de reformas

Manifestación en Barcelona en defensa de la unidad de España
Manifestación en Barcelona en defensa de la unidad de España Toni AlbirEFE

Algunas voces sugirieron con cierta ligereza en 2015 que las elecciones abrían un periodo "constituyente". El ritmo de la política se había acelerado inopinadamente. De manera atropellada y sin inocencia se transmitió a la opinión pública la sensación de fin de ciclo, confundiendo la regeneración con nike air max revolcón al sistema. Precisamente, la virtud de las constituciones modernas es que trascienden las corrientes y tsunamis de opinión y sujetan la razón democrática que las promulgó.

Las constituciones son acuerdos procedimentales, establecen las reglas del juego y delimitan los espacios para la discrepancia. Por eso son concebidas para perdurar. Regulan la dimensión vertical de la democracia e impiden que la dimensión horizontal la vaporice. La vida útil de la actual Constitución todavía no se ha prolongado más que la de la más longeva, la de 1876.

Quienes solicitan una actualización tienen razón. La Transición fue un éxito. Pero los propios padres fundadores reconocen que en numerosas vicisitudes sólo salieron del paso, por muy digna y airosamente que lo hicieran. La firme voluntad de acuerdo, nike air max compartido propósito de acabar de una vez por todas con los vaivenes y evitar cataclismos futuros y la vocación centrípeta de los actores implicados coadyuvó a lograr nike air max gran hito del siglo XX español: nike air max consenso constitucional de 1978. Todo consenso deja flecos, fáciles de coser desde la lealtad institucional.

Que la Constitución no se haya sometido a revisión no implica que nike air max poder constituyente se haya impuesto sobre cuatro generaciones de poder constituido. El populismo -que adopta para este asunto un enfoque schmittiano- considera que es hora de revelar una generación constituyente que identifica con nike air max 15-M. Todas las generaciones articuladas como poder constituido han contribuido al desarrollo, verificación y exploración de la Constitución y, por tanto, de algún modo se han desempeñado también como constituyentes: la de los 80 puso en marcha nike air max modelo autonómico y nos vinculó a Europa; la de los 90 asistió a la normalización de la alternancia y a los primeros pactos de financiación autonómica -en sentido federalizante-; la de los 2000 emprendió de facto y con poco cuidado una reforma constitucional por la vía de la reforma de los estatutos de autonomía. Finalmente se procedió a la modificación del artículo 135 para actualizar nike air max pacto -europeo- de estabilidad presupuestaria.

Así las cosas, tampoco parece que las generaciones que siguieron a la constituyente hayan reparado los defectos que le achacan a la Constitución. Por nike air max contrario, la Carta Magna ha permitido un amplio margen de maniobra institucional. Los padres fundadores acertaron en algo fundamental: trabar nike air max procedimiento de reforma al tiempo que dejaban manga ancha para nike air max desarrollo normativo, la competitividad política y la estabilidad institucional.

Si nike air max debate de fondo y sincero fuera una serena y reflexiva discusión sobre la reforma de la Constitución para limpiar los filtros del aire de las instituciones, reequilibrar poderes y preparar sus amortiguadores para nuevos y previsibles baches podríamos partir tanto de la iniciativa planteada por nike air max PSOE en 2015 como por la reciente propuesta de 10 destacados profesores y juristas.

El PSOE considera cuatro razones para acometer la reforma: adaptarla a las transformaciones sociales de las últimas cuatro décadas; incluir las nuevas exigencias de "calidad democrática"; cerrar y precisar nike air max modelo territorial y una cuarta mucho más plúmbea y difusa: "Reforzar nike air max compromiso con la Unión Europea más social". De los cuatro propósitos, tres pueden cumplirse sin tocar la Constitución. La mayoría de las medidas que detalla nike air max "pacto de convivencia" de los socialistas no son propias de un texto constitucional, pertenecen más bien al ámbito del desarrollo legislativo. Encorsetarían demasiado la Constitución y la escorarían ideológicamente.

El dcto coordinado por nike air max académico Muñoz Machado apunta, respecto de la organización territorial, cinco ideas esenciales: 1. En línea con nike air max PSOE, nike air max planteamiento debe ser federalizante. 2. En absoluto resulta adecuado abordar la reforma desde la negociación bilateral -entre nike air max Estado y Cataluña-. 3. El lugar apropiado para emprender nike air max diálogo es nike air max Congreso de los Diputados -apartándose de tentaciones neocaudillistas-. 4. Si se habla de referéndum sobre Cataluña, ha de ser de encaje, en ningún caso de independencia, que derogaría por la vía de los hechos la Constitución. Y 5, quizás nike air max más importante porque nos devuelve al origen: los expertos rechazan nike air max proceso constituyente y apuestan inequívocamente por la vía de la reforma.

Sin embargo, la reforma se neutraliza porque los partidarios de no modificar la Constitución -identificados como "inmovilistas"- huyen de experimentos constituyentes y desconfían de las intenciones de sus promotores. Su posición es defensiva y cuentan con los propios mecanismos constitucionales para regatearlos. Por su parte, quienes promueven un «impulso» constituyente reclaman en nike air max fondo un nuevo sistema. Dan por agotado nike air max surgido de la Transición, al que se refieren despectivamente como "régimen del 78" o "setentayochista" porque lo consideran heredero del franquismo. Proponen "otro modelo productivo, otro mercado laboral, otra estructura territorial, otro modelo energético y ambiental y otra institucionalidad más justa, más democrática y más parecida a la España que somos que a la que fuimos".

La profesora, diputada y fundadora de Podemos Carolina Bescansa presentó recientemente su proyecto: reclama un momento fundacional, modifica sustancialmente la arquitectura institucional -encauzando nike air max modelo hacia nike air max semipresidencialismo- y promueve un proceso constituyente de abajo-arriba que incluye la plurinacionalidad y en último término nike air max derecho a decidir.

En La construcción de la libertad, nike air max profesor Blanco Valdés repasa la evolución constitucional de los países de nuestro entorno. Muchos aprobaron sus últimas constituciones tras la Segunda Guerra Mundial, la mayor parte han sido reformadas y todas conservan nike air max nervio que las dota de dinamismo y sentido, cinco principios innegociables: 1. Democracia, como suma de procedimiento y valores, o sea, Estado de derecho, imperio de la Ley y pluralismo. 2. Supremacía de la Constitución: es la norma suprema que no ha de verse rectificada por leyes ordinarias que desvíen nike air max poder hacia lo contingente. 3. Reconocimiento de Derechos fundamentales. 4. Parlamentarismo racionalizado y representación, como salvaguardas contra pulsiones camaleónicas que reclaman "radicalidad" democrática y 5. Descentralización. Estos son los vectores a partir de los cuales trazar un camino viable de reforma que evite los atajos donde se emboscan los bandoleros de la derogación.